¿Eres el mejor?

Los cambios tecnológicos y la transformación digital del turismo son una constante en nuestras empresas. Lo digital afecta e invade todos los ámbitos y sectores de nuestro tejido empresarial. Somos conscientes de que existe una avalancha de información y herramientas que han contribuido a la evolución de un cliente y un turista cada vez complejo, expuesto a un entorno cambiante, disruptivo y cada día más exigente.

El sector del turismo y los hoteles no escapan a esta realidad, como ya hemos comentado en posts anteriores, las empresas deben generar nuevas estrategias más agresivas e innovadoras para este año 2017, para no quedarse descolgadas de las últimas tendencias sectoriales.

Son numerosas las referencias de proyectos orientados a la escucha activa, la diversificación de los productos, la especialización de los servicios, la reputación online, la comunicación, atención al cliente, etc.

Hace unos dias Sabre Corporation lanzaba algunas líneas de investigación sobre estas tendencias que ya empiezan a marcarse en el plano del turismo global.

Las empresas deben apostar por su éxito. Los clientes buscan expresar su estatus social con sus experiencias turísticas. Una tendencia muy clara desde hace tiempo en otros escenarios de consumo como la moda, los coches o  los móviles ahora se traslada a los hoteles. Poder presumir de realizar un sueño, crear experiencias extraordinarias o de lujo, se convierten ya hoy  en un valor real añadido, y como un plus diferenciador de los servicios convencionales de otros competidores

No escojas por tu cliente, él sabe bien lo que quiere. Los clientes saben muy bien lo que quieren, cada vez se tiene menos en cuenta el origen del turista, en detrimento de sus características como individuo único. En este sentido estamos de acuerdo con  la recomendación de Sabre: «los hoteles tienen que reconsiderar sus estrategias de ventas y aprovechar el potencial de datos, análisis y redes sociales para lograr una mejor comprensión del individuo y no de su supuesto “segmento”». Por ello consideramos imprescindible seguir evolucionando en el camino del turismo digital en toda su estructura y canales, a través de los que se relaciona con el cliente desde el primer contacto, y no tanto con lo que estimamos de un mercado global.

Muestra lo mejor y más auténtico de tu destino.  El contexto local cobra cada día más relevancia, cada vez son más los viajeros que buscan vivir experiencias autóctonas y  típicas del lugar que visitan. Por ejemplo comer en un restaurante con comida casera  que no aparece en ninguna guía, disfrutar un espectáculo de flamenco espontáneo en bar de toda la vida o vivir una día de fiesta tradicional de un pueblo pequeño con encanto acompañado de un lugareño. En esta línea los hoteles tienen la oportunidad de servir de enlace y ofrecer ayuda a los huéspedes ofreciendo servicios extraordinarios con experiencias, lugares e incluso personas que respondan a estas  inquietudes. 

Tener más información que Google. Parece una misión imposible, pero ya hemos comentado muchas veces como deberíamos apostar cada vez más por San Google. Es un gran reto pero es muy necesario porque ante tanta información los consumidores requieren sólo la más importante, rápida, útil y de calidad para disfrutar al máximo su estancia. Para avanzar en este punto hay que estar al día de lo que pasa en la ciudad y alrededores, las novedades, tendencias enfocadas a distintos gustos y tipos de cliente. Además es clave contar con los recursos necesarios para poder transmitirla en el lenguaje nativo.

Ahora toca reflexionar y preguntarnos cómo está tu empresa u hotel con respecto a estas tendencias. Somos conscientes de que la tarea no es fácil, pero nos encantan los retos, el trabajo en equipo y estamos dispuestos a acompañarte. ¿Comenzamos?

SHARE THIS