El viajero social

Hace unas semanas conocíamos el estudio que Nh Hoteles hacia a su clientes. De el podemos extraer algunas conclusiones interesantes y  significativas, que se podrian aplicar a cualquier estrategia digital en el sector del turismo.

Redes sociales y smartphones, compañeros imprescindibles en todas las etapas del viaje. La incorporación de las redes sociales y los smartphones a la vida cotidiana, unida a la adopción de hábitos de compra online, ha revolucionado nuestra forma de viajar. Las nuevas tecnologías y plataformas están presentes en las escapadas de la mayoría de los españoles, desde la fase previa de ‘soñar’ el viaje, pasando por las dedicadas a ‘reservar’ y ‘planificar’, hasta las etapas finales centradas en ‘experimentar’ y ‘compartir’

Durante el período de soñar o proyectar un viaje, el viajero social deja en un segundo plano a los medios de información tradicionales –como la televisión o las revistas y guías de turismo- a favor de las fuentes de información digital.

Las agencias de viajes online son las más influyentes a la hora de determinar el destino para un 64% de los encuestados. La comparación de precios y la posibilidad de consultar las críticas de otros viajeros a través de estas agencias son los primeros filtros que determinan el destino.

Las reseñas directas de familiares o amigos aún condicionan al 61% de los usuarios a la hora de preparar su viaje.

Los comentarios de nuestros contactos de Facebook también son una clara fuente de inspiración en un 30% de los casos.

Los blogs de viajes resultan inspiradores para un 48% de los usuarios por el carácter experiencial de sus crónicas e independiente de sus autores.

Durante la planificación, el 66% de los encuestados consulta las webs de turismo oficial del destino; un 59% hace lo propio con las plataformas de viajes como Tripadvisor o Minube -en las que suelen fiarse ‘mucho o bastante’ de las opiniones de los usuarios-; un 57% visita la página oficial del destino en Facebook y un 56% se apoya en los blogs de viajes.

Ya en destino, el móvil multiplica sus funcionalidades: el 69% de los usuarios se sirve de la aplicación de Google Maps para mejorar su movilidad, el 59% consulta el clima, el 53% se mantiene en contacto con su trabajo mediante el correo electrónico y el 48% busca restaurantes gracias a él.

Durante y después del viaje, el turista social comparte y hace partícipe de sus vivencias a su comunidad de amigos a través de las redes sociales y webs que frecuenta habitualmente, conectándose mediante su móvil. Facebook es la más utilizada por el 83% de internautas, seguida de Twitter con el 51% y a bastante distancia de Instagram, que con el 36% se convierte en la ‘cámara social’ del viajero, gracias a su sincronización con otras redes sociales.

Entre las principales motivaciones que llevan a compartir sus viajes a siete de cada diez usuarios, se sitúa en primer lugar, el deseo de que familiares y amigos puedan conocer su experiencia y en segundo término, denunciar una disconformidad. Es en este ámbito donde el usuario pasa de ser consumidor a prescriptor y puede, incluso, plantear sugerencias para mejorar los servicios de una determinada empresa. El viajero social es capaz de llegar a influir -a través de sus opiniones en social media- en el comportamiento de las marcas, que deben velar por su reputación online.

Fuente: Nh Hoteles

 

SHARE THIS